Piratas siguen enfocados en su ‘método orgánico’

Por Will Graves/Associated Press

Los Piratas de Pittsburgh se la jugaron cuando traspasaron a Gerrit Cole y Andrew McCutchen bajo el concepto de que los jugadores que recibieron a cambio y las fichas que ya tenían les permitirían no quedar a la deriva en la ultra competitiva División Central de la Liga Nacional.

Sus resultados fueron prometedores. Lograron conseguir apenas su cuarta temporada con un balance favorable en los últimos 25 años, al terminar 82-79, gracias al acelerado desarrollo de una joven rotación de abridores, liderada por Jameson Taillon y Trevor Williams. Pero ello solo les alcanzó para quedar en el cuarto lugar de la división.

Mientras que muchos de sus oponentes se reforzaron durante el invierno, Pittsburgh redobló en su apuesta a su propia camada.

“Creo que un repunte de siete juegos el año pasado fue un significativo paso adelante, y estamos posicionados para otro paso adelante y entrar en esa categoría en la que podemos tener una buena oportunidad de ir a los playoffs”, dijo el dueño Bob Nutting.

Para llegar a esa zona, los Piratas precisan que el núcleo de la rotación de Taillon, Williams, Chris Archer — adquirido en la fecha límite de canjes el pasado verano — y Joe Musgrove repitan un sólido 2018, y que la ofensiva sea más potente con la dirección del nuevo coach de bateo Rick Eckstein. Si bien los Piratas quedaron décimos en promedio de bateo (.254) el año pasado, se hundieron en la cola de las mayores en carreras anotadas, jonrones y slugging.

La vuelta del tercera base Jung Ho Kang — quien conectó 36 jonrones en 2015 y 2016 antes que su carrera se descarrillara por conducir ebrio en su natal Corea del Sur a fines de 2016 — debe ayudar. El primera base Josh Bell busca recuperar el nivel que le permitió disparar 26 jonrones en su campaña de novato en 2017, total que declinó a 12 la pasada temporada.

Pittsburgh también adquirió al veterano Lonnie Chisenhall para cubrir en el jardín derecho mientras dure la ausencia de Gregory Polanco tras una cirugía en el hombro y Erik González superó a Kevin Newman por la titularidad en el campocorto. El resto de la alineación es idéntica. Es algo que los Piratas con consideran que sea negativo.

Otros detalles sobre Pittsburgh al intentar clasificarse a los playoffs por primera vez desde 2015.

___

EL QUINTO DE LA ROTACIÓN: La única incógnita es definir la última pieza de la rotación abridora. Nick Kingham y Jordan Lyles son las opciones. Kingham viene de su año de novato, mientras que Lyles ha sido esencialmente un relevista desde 2015.

BULLPEN: Aunque no tiene asignadas funciones específicas en el relevo medio, no hay dudas en cuanto a su cerrador. El venezolano Felipe Vázquez fue su solitario representante en el Juego de Estrellas de 2018 al convertir 37 de 42 oportunidades de rescate. Keone Kela, quien llegó procedente de Texas en un canje el pasado verano, se encargará del octavo inning y Kyle Crick del séptimo.

LOCALÍA: La mejoría de Pittsburgh en 2018 no entusiasmó del todo a sus fanáticos en 2018. Los Piratas tuvieron su concurrencia promedio más baja en el PNC Park desde que fue inaugurado en 2001 y la más baja en total desde 1996.

Compartir:

40total visits,1visits today

Categories: ABC MLB Noticias

Tags: